¡Ya puedes agendar cita presencial o virtual! ¡CLICK para ir a CONTACTO!

Related Posts

¿Cómo saber si es depresión? - Algunas estrategias extra| María Gironés 2020
¿Cómo saber si es depresión? - Algunas estrategias extra| María Gironés 2020
La depresión, como dije en el video, es una condición psicológica, que si bien lleva años existiendo; últimamente com...
Read More
Confrontando la agresión-pasiva: las estrategias que funcionan | María Gironés 2020
Confrontando la agresión-pasiva: las estrategias que funcionan | María Gironés 2020
 La agresión-pasiva, como hemos hablado anteriormente, es una expresión de hostilidad hacia otra persona. ¿Cuál es l...
Read More
Cómo ser amigo del enojo- Reacciones y Estrategias| María Gironés 2020
Cómo ser amigo del enojo- Reacciones y Estrategias| María Gironés 2020
El enojo es una emoción incomprendida, así como la mayoría de emociones negativas. Esto es obvio ¿No? Somos amantes d...
Read More

¿Cuál es tu perspectiva de la vida? | Maria Gironés 2020


Todo lo que hacemos y dejamos de hacer obedece a un precepto. Esto es para asegurar la mayor congruencia posible entre nuestras emociones, pensamientos, acciones y nuestra vida en general. Este precepto no es rígido, muta a través del tiempo y se moldea a través de nuestras experiencias (traducidas a aprendizaje).

Es claro que este “precepto” se forma a través de estos caminos que nos van a llevar al éxito, en la mayoría de ocasiones (así evitamos sufrir, de paso). Este precepto es un conjunto de leyes, normas, pensamientos, procesos, que se pueden resumir en pocas palabras; Perspectiva de vida.

Tu perspectiva de vida es, en resumidas cuentas, una manera de ver la vida. Supongamos que nuestra perspectiva son lentes de sol de un color (uno diferente para cada persona). A través de estos lentes, vemos y analizamos cada situación. Suena un poco limitado, al ser solo un par de lentes, los que te podés poner cómodamente.

 Vamos a ver las diferentes perspectivas de vida, para que podás identificar la tuya y ver qué tan funcional o buena es para ti. Hice un video acerca de esto y como siempre te lo comparto:

La información “extra” que, si te voy a dar en este Blog, la podés encontrar al final. Voy a responder cuál es la mejor perspectiva y cómo empezar a cambiar la tuya, si lo quisieras hacer. Lo voy a presentar en forma de pensamientos, porque es más fácil que empieces a identificar cómo pensas la mayor parte del tiempo. Pongamos también color a los lentes, por qué no.

Iremos por las perspectivas y podrás identificar la perspectiva que más se apegue a ti. Ahora bien, puede ser una combinación de estas, nadie tiene exactamente la misma perspectiva.

  1. Pensamiento negativo (los lentes grises): Era obvio que iba a presentar esta al principio, es la que menos funciona. Esta perspectiva lo ve “todo gris”, malo, siempre está molesto, tiene el “sí, pero…” para todas las ocasiones, por más positivas y emocionantes que sean.

Uno se imagina que, para este tipo de perspectiva de vida, la persona se convierte en una bolita negra de negatividad y no hace absolutamente nada. Puede llegar a ser más sutil que esto.

Aquí están incluidas las comparaciones con otras personas, así sea te dejen en un buen o un mal lugar; el pensamiento polarizado, como “todo o nada”, “blanco o negro”; las malas intenciones; desconfiar de TODO el mundo (porque piensa que todo el mundo es como él); quejarse de trabajar o de esforzarse todo el tiempo y esperar que lo feliciten por su trabajo (por el que le pagan).

Puede que tengas más de una, pero te recuerdo, tienes que identificar la que tienes en la mayor parte de casos.

 

  1. Pensamiento positivo (los lentes rosas): Los extremos son malos y hasta para ser positivo hay un límite. Nos fuimos al otro lado de la balanza y hablaremos de las personas que son positivas incluso en momentos de dolor y duelo.

Las personas que huyen del dolor y de la tristeza, negando esas emociones negativas y reemplazándolas por positivas + una excusa, mientras se ahogan en una sonrisa, son personas con una perspectiva de vida positiva. Pero, no parece sano. ¿O sí?

Bueno OK, ese fue un extremo de pensamiento positivo, pero qué pasa, por ejemplo, cuando has tenido un mal día. Si tienes esta perspectiva es posible que desvalidos cada emoción negativa que recorre tu cuerpo porque te acaban de llamar la atención en tu trabajo y te frustra (por cierto, es súper valido). Y te dices: “no, tengo que pensar positivo y ser la mejor versión de mí mismo, todo está bien, solo fue un momento.” Y esa emoción se va a un baúl a punto de explotar.

Todas las emociones tienen una función y todas son válidas. No digo que vayas y golpees a tu jefe, porque estas frustrado, pero hay una manera de abordar emociones negativas, sin guardarlas en ese baúl, que ya tiene tantas cosas.

 

Antes de continuar, te pregunto: ¿cómo es tu perspectiva de vida? ¿Ya has parado por un momento a pensar en ella? ¿Tienes una combinación de las primeras dos? Respondeme en los comentarios, me encantaría leer tu respuesta.

 

  1. Pasamiento útil o proactivo (los lentes transparentes): ¡Alfin una perspectiva más clara! Definitivamente ésta es la perspectiva que genera cambios. Al usar la palabra útil o proactivo, no significa que vas a ir por ahí usando gente. Significa que salga bien o salga mal una experiencia, vas a aprovechar al máximo para aprender.

Recordemos que nosotros respondemos a nuestras experiencias interactuando con nuestro mundo interno, no respondemos a la realidad en sí. Es nuestra realidad.

No es una perspectiva en la que todo se piense en positivo, porque le damos la bienvenida a los problemas, siendo estos el principal potenciador del cambio. Una vez resuelves un problema, creces un poquito. Imposible pasar la vida sin problemas. Lo mismo pasa al superar una etapa de duelo o de sufrimiento, no es que no importe, es que te empodera.

Con esta perspectiva encontras que es más fácil ponerte limites, respecto a lo que podés hacer y lo que te pueden hacer. Te deshaces de la concepción romántica en la que vivo “feliz para siempre” y te superas todos los días, hasta ser el dueño de tu vida.

 

Esta es la perspectiva que requiere de más trabajo. Analicemos de qué manera podemos cambiar las primeras dos perspectivas, para que empiecen a funcionar de una forma más proactiva.

 

Desde el pensamiento negativo:

  • Trata de ver las cosas como un espectro o como un circulo. Así no ves las cosas tan polarizadas. Es cierto, tienen un lado máximo y mínimo (o un lado negro y blanco), pero siempre existen tonos de gris o ángulos diferentes. Trata de tomarlos en cuenta.
  • Ten esperanza en algo, hay cosas más bonitas y por las que pelear (o por las que hacer las cosas).
  • Sigue solamente tu camino, recordá que si queres ser exitoso ver para los lados, no te va a ayudar a pasar la meta, más rápido. Es decir, no te compares. Ni para ver si vas ganando.
  • Si tenes que hacer algo, hacelo sin esperar recompensas extras a las que sabes que vas a tener, pero permítete sorprenderte, eventualmente las recompensas van a ser mayores y posiblemente vengan de un lugar inesperado.

Desde el pensamiento positivo:

  • Las emociones negativas son válidas y mientras no aprendas a manejarlas, las vas a guardar en tu cuerpo y eso no es bueno. No digo que te dejes deprimirte, digo que uses esas emociones.
  • Los problemas no indican que es hora de huir, indican que es hora de aprender. Una vez entiendas esto, no vas a tener problemas, vas a tener oportunidades.
  • El duelo y el sufrimiento son y siempre han sido parte de la experiencia humana, algunos días estas abajo y otros arriba, eso está bien.
  • Sigue viéndole lo bonito a la vida, pero trata siempre de ver más de un punto, así tienes una visión un poco más completa.

No necesito decir que la perspectiva más funcional es el pensamiento proactivo. Si estos “cambios” son demasiado para ti, empieza por este: “Responder de la mejor manera posible, sin dañarte a ti mismo y cuidando de las otras personas”. Esto te va a encaminar a pensar en más de una respuesta para la misma situación y definitivamente, te va a causar mejores resultados y mucha más satisfacción.

Si necesitas más ayuda o te das cuenta que estas teniendo problemas con este tema, no dudes en escribirme. Si necesitas una sesión de psicoterapia con gusto te ayudo: https://mariagirones.com/pages/psicoterapia o girones.mariamg@hotmail.com

Si quieres un poco más de información, estoy también a tu disposición por cualquiera de mis redes sociales (las puedes encontrar abajo). Nos vemos la otra semana o más pronto si sigues mis redes. ¡Bye!

 

 

 

 

 


Dejar un comentario




google.com, pub-8001529504479878, DIRECT, f08c47fec0942fa0